Trabajamos con todo tipos de pinturas, tales como barnices, esmaltes, lacas, colorantes, entonadores y selladoresentre otros; cada uno con unas propiedades físicas y químicas que deben tenerse en cuenta a la hora de elegir el producto adecuado, ya sea por el tipo de superficie a aplicar, el carácter estético o las inclemencias a la que va a estar sometido.

Las pinturas más comunes son las siguientes:

Los esmaltes al agua no son productos nuevos pero son los que tiene un mayor futuro. Las nuevas normativas medioambientales hacen de ellos una apuesta obligada, al tiempo que impulsan la reconversión de los sintéticos.
A muchos pintores les da algo de miedo utilizar los esmaltes al agua porque no conocen su durabilidad y aplicacióny prefieren la vieja fórmula de los esmaltes sintéticos tradicionales. Sin embargo, la tecnología actual permite formular estos productos con las mismas prestaciones que aquellos y siendo respetuosos con el medio ambiente.
Dentro de los esmaltes al agua destacan tres vías de desarrollo: acrílicos, acrílicos-alquídicos (híbridos) y alquídicos. Se caracterizan por llevar agua donde tendría que estar el disolvente, y confieren al mismo tiempo un alto brillo. En la actualidad, las resinas más utilizadas para su fabricación son las acrílicas en emulsión, por lo que también se las llama esmaltes acrílicos al agua.
Las generaciones actuales de esmaltes acrílicos han minimizado los puntos débiles de los iniciales esmaltes al agua y poseen ventajas muy interesantes:

  • Resistencia a la alcalinidad del sustrato, tan frecuente en materiales constructivos.
  • Excelente resistencia al exterior, alta resistencia a factores atmosféricos como la humedad, el sol, la lluvia, etc.
  • Buena adaptabilidad a superficies de adherencia limitada.
  • Rapidez de secado, reduciendo los tiempo de espera entre repintados con consiguiente ahorro en costes de mano obra.
  • No amarillean.
  • Ofrecen una excelente durabilidad dado que perdura la estabilidad del recubrimiento que proporciona una película flexible y a la vez tenaz.
  • Baja o nula inflamabilidad en estado líquido.
  • Ausencia de olores molestos: permiten aplicar los productos durante todo el año, los espacios recién pintados quedan habilitados para su uso enseguida.
  • Limpieza de útiles con agua.

Los esmaltes al agua son pinturas para aplicar a brocha, rodillo o pistola que proporcionan resultados tersos y resistentes, con acabados brillante, satinado o mate.

Los esmaltes sintéticos se obtienen por combinación química de resinas duras y aceites secan­tes. Como disolvente, aguarrás o disolvente sintético. Las resinas más empleadas son las alquílicas, que tienen gran dureza, buen brillo, resisten a agentes químicos y la intemperie y, al combinarse con los aceites, tienen gran flexibilidad.
Los esmaltes sintéticos secan con rapidez y tienen gran brillo, incluso al exterior. En el interior disminu­ye el brillo. Se utilizan mucho en decoración y protección de superficies de made­ra y sobre metal, tanto en exteriores como en interiores. Además de utili­zarlo como cubriente, se obtienen barnices transparentes.
Los esmaltes sintéticos también se utili­zan como imprimaciones anticorrosivas, aunque necesitan primero una pre­paración esmerada si se utiliza sobre metal. También se utilizan sobre super­ficies de cemento, aunque conviene neutralizarlo.
Los esmaltes sintéticos se aplican a brocha, rodillo, pistola o por inmersión.

Los esmalte graso están compuesto por aceites secantes mezclados con resinas duras na­turales o sintéticas. Es una simple mezcla, en los esmaltes sintéticos es una combinación química. Como disolvente, aguarrás o white spirit. Los esmaltes graso tienen buen brillo, que se pierde a la intemperie. Buena extensibilidad. No resiste la alcalinidad (por lo que hay que aislar la superficie del cemento). Tiene un secado y un endurecimiento lentos que se retrasan con el frío. La tonalidad blanca no es muy pura. Dan buenos barnices transparentes. Se utiliza en interiores como esmalte de acabado. En exteriores, los esmaltes graso debi­do al aceite pierde brillo al sol, por lo que tiene un uso restringido.
Se aplica con brocha o con rodillo especial de esmaltar y se utiliza tanto para el interior como exterior, tanto en techos y paredes como en muebles, puertas, ventanas, metales, etc.

Este tipo de pintura es considerada una de la más lujosa y duradera. Es muy popularsobre todo para pintar muebles, puertas, etc. Su acabado ofrece superficies totalmente lisas y brillantes como un cristal. Las características más notorias de este tipo de pintura son:

  • Seca rapidísimo.
  • Tiene un brillo espectacular.
  • La duración es superior a cualquier otro polímero (pintura).
  • Cuando mezclamos colores siempre serán igual fresco o secos, es decir, no cambian los tonos después de su aplicación y secado.
  • Cuando es aplicado a pistola (pulverizado) no se pega (adhiere) a los objetos que están alrededor como sucede con el esmalte sintético.
  • Se puede encerar y pulir.

La mayor desventaja que tiene la pintura laca son los golpes (fuertes), en los muebles laqueados se notan mucho en especial si las capas utilizadas son pocas. Al quedar como un cristal, además de muy dura este tipo de pintura casi no tiene flexibilidad.

Aplicación

Hay que saber utilizar muy bien este tipo de pintura ya que si no se aplica correctamente pueden surgir problemas de adherencia ya que se dan varias capas de productos distintos.
En el lacado de paredes la preparación es fundamental y por este motivo se debe de realiza un diagnóstico previo de los paramentos (yeso en mal estado, grietas, etc.) para proceder a su reparación si fuera necesario (colocación de velo y malla, tratamiento petrificante, etc).
Una vez terminada la fase de preparación se aplica una base sellador con petrificante, para endurecer el emplasteque hallamos aplicado.
Después del secado aplicaremos dos o tres manos (dependiendo del color) de esmalte-laca en el color elegido.
Transcurridas 48 horas de su terminación, se puede limpiar con agua, jabón y una esponja.

La pintura al cemento tiene un aspecto mate, es muy resistente al desgaste y a la erosión provocados por la lluvia, viento, etc. Se utiliza normalmente en el exterior sobre superficies rugosas para que se adhiera sin problemas. Se aplica en polvo y es importante aplicarlo justo después de mezclarlo con agua, ya que fragua rápidamente.

Es una pintura muy adecuada para el exterior por su resistencia a las condiciones meteorológicas. La lluvia y la humedad favorecen el proceso de carbonatación. Su aspecto es mate y no se debe emplear sobre yesos, maderas o metales. Hay que tener cuidado al usar este tipo de pintura, ya que es corrosiva, y puede quemar las manos.
La pintura a la cal es muy porosa y amarillea a corto plazo de tiempo por lo que es recomendable pintar todos los año. Actualmente existe en el mercado otras pinturas con mejores cualidades como por ejemplo las pinturas acrílicas, las cuales transpiran y no se ensucian tanto como la cal.

Las pinturas plásticas se caracterizan por su facilidad de aplicación, secado muy rápido y gran poder de cubrimiento y destacan porque son lavables y dispone de una amplia gama de colores (más de 3000) de bellos tonos mates, satinados o brillantes que no cambian con el tiempo y son de gran durabilidad. Esta pintura es casi inodora, aunque se percibe el olor de los secantes y resinas.
Todas estas características favorecen que estén presentes en techos y paramentos de un número cada vez mayor de hogares, son muy útil para superficies expuestas al agua o humedad ambiental, como un baño, garaje, o incluso para el exterior pero no en superficies en contacto directo con el agua. Además, permiten cambiar con facilidad la decoración de una estancia, ya que se puede aplicar una nueva capa sobre la anterior sin problemas de fijación. Al ser resistente al agua, puede lavarse con relativa facilidad, aguantando incluso el frote (en función de la calidad).

Sintéticas, acrílicas o vinílicas

La pintura plástica, también llamada pintura de emulsión o pintura de caucho, está constituída por una emulsión acuosa de resinas o materias plásticas que secan por polimerización, y de pigmentos inalterables a la luz dispersados en ella. Se emplea el caucho natural y el caucho sintético o buna y las materias plásticas de acetato, policloruro de vinilo y el poliestireno son los más utilizadas.
Las sintéticas son las pinturas más comunes del grupo de las plásticas. Además de lavables, son muy fáciles de aplicar. Las pinturas vinílicas y acrílicas también son de fácil aplicación. Ambas destacan por su rapidez de secado, por ser inodoras, no expedir vapores que causen intoxicación por inhalación y no ser inflamables.
Las pinturas plásticas son lavables, aunque para su dilución se requiere agua (soluble en agua). Lo mismo ocurre con la limpieza de los utensilios empleados en su aplicación, se lavan con agua.
Una vez secas su color sufre un ligero cambio y en el caso de las vinílicas también adquieren brillo. Otro aspecto por el que se caracterizan es la densidad. Al ser sustancias poco espesas, antes de pintar una superficie, conviene aplicar en la misma una capa de sellador para impedir que la pintura se absorba y conseguir que la coloración sea mayor.
Las pinturas acrílicas y vinílicas también tienen características exclusivas. Las primeras ofrecen mucha más resistencia al agua y la humedad, por lo que se pueden utilizar para impermeabilizar y sellar las superficies. Las pinturas vinílicas son aptas para exteriores (fachadas, muros, techos, paramentos, etc.) por su resistencia a los agentes externos (lluvia, sol, viento, polución, etc.) y tienen una mayor capacidad para combinar pigmentos, de manera que la oferta de colores y tonos es más amplia.

Acabados y propiedades

Las pinturas plásticas se pueden escoger en acabado en mate, satinado y brillo. El acabado de la pintura mate carece de brillo y es opaca, pero muy cubriente, debido a la cantidad de pigmentos que lleva en su composición. Es una pintura lavable, aunque menos que la satinada. Es muy recomendable para interiores, su precio es bajo y esconde bien los desperfectos, un aspecto que la hace idónea para paredes irregulares.
La pintura plástica satinada o brillante tiene un acabado más fino y lustroso que la mate. Es resistente a la suciedad y su composición, con un alto porcentaje de ligantes y pigmentos, la convierte en lavable. Estas características favorecen que este tipo de pintura esté indicada para aplicar sobre superficies tan dispares como losparamentos con gotéle y las superficies lisas.
Las pinturas plásticas se aplica principalmente sobre yeso o cemento y derivados. Para aplicarlo sobre otros materiales como metal o madera, es necesaria un tratamiento especial llamado imprimación, aunque la durabilidad no es buena y los acabados tiene cierta tendencia a dejar las marcas de la herramienta usada para su aplicación.
Respecto a las propiedades de este tipo de pinturas, los preparados antimoho tratan y previenen su formación, así como la de hongos, en lugares propensos a la humedad. Las pinturas impermeables cubren grietas y fisuras, por lo que impiden que entre el agua, las pinturas transpirables están recomendadas para superficies húmedas (escayolas, pladur, etc.) y las pinturas ecológicas se caracterizan por un bajo contenido de componentes orgánicos volátiles, tales como disolventes o amoniaco.

La pintura al temple ha sido usada desde la decoración de sarcófagos en el antiguo Egipto y es uno de los productos más utilizado tradicionalmente para pintar techos y paramentos. Hasta la aparición de las modernas pinturas plásticas, era el material más cómodo y barato de utilizar.
En la pintura al temple el disolvente es el agua y el aglutinante algún tipo de grasa animal u otras materias orgánicas. Es una pintura que se vende de dos formas: o en polvo preparado para diluir en agua o ya mezclada con agua, en forma de pasta muy espesa para ser diluida según requiera el acabado que se haya elegido. El temple en pasta tiene la ventaja de diluirse mucho mejor y no hacer grumos, ya que viene homogeneizado de fábrica. Su precio es mucho más barato que el de cualquier pintura plástica, sin embargo, sus propiedades también son claramente inferiores: no es en absoluto lavable, tiene peor agarre sobre paredes sin preparar adecuadamente y es blando (se raya fácilmente). Es la pintura adecuada para repintar a menudo una habitación. Sin embargo, cuando se desea una pintura más resistente, con mejor agarre, que no amarillee y que se pueda lavar, hay que recurrir a las pinturas plásticas o a los esmaltes.

Materiales

  • Temple liso: rodillo de lana, brocha redonda grande y otra pequeña para esquinas, bordes, etcétera.
  • Temple picado: rodillo de picar (de gomaespuma), brocha redonda pequeña, rodillo para rincones.
  • Materiales comunes: recipiente donde quepan los rodillos, un agitador de pintura, otros materiales diversos (papel para cubrir, cinta adhesiva, lija, etc.).

Preparación de Techos y Paramentos

Las grietas deben rellenarse, dejando luego la superficie bien lisa. Las humedades deben eliminarse en su origen y aplicar sobre la zona dos manos de selladora. La selladora es una pintura especial que evita que salgan manchas amarillas a través de la pintura una vez seca.

Preparación del Temple

Consiste sencillamente en mezclar la pasta con agua, usaremos un recipiente alto para no salpicar. No existe una proporción exacta entre la cantidad de temple y de agua a usar, sino que se diluye más o menos según se desee obtener una pasta más o menos espesa. Se usa la pasta clara, de la consistencia de una crema, para dejar un acabado liso, sin relieve. En cambio, para picar o dar algún tipo de relieve se usa espesa, tanto más cuanto más relieve se quiere obtener. Para hacer un picado normal –ni muy pinchudo ni muy fino-, usaremos la pasta con la consistencia de la mayonesa dura.

Pintado

Una vez bien mezclado el temple lo pasaremos a un recipiente donde entren cómodamente los rodillos. Pintaremos primero los techos y luego los paramentos. Cubriremos el suelo para no mancharlo, aunque las manchas se limpian bien con agua.
Usaremos el rodillo de lana para dejar acabados lisos, habitual para los techos. El rodillo se debe pasar varias veces sobre la pared para que la pintura rellene todos sus poros. Las paredes viejas suelen requerir dos manos. Si la pared se desconcha al pintar, tendremos que pintarla previamente con látex (o fijador) diluido en agua según las proporciones indicadas por el fabricante. Las esquinas se pintan antes de pasar el rodillo, a brocha.
Para picar usaremos el rodillo de goma-espuma. Pintaremos antes los rincones, bordes, etcétera, con la brocha. Pasaremos el rodillo con suavidad y despacio para no salpicar. Cuantas más veces pasemos el rodillo, más fino quedará el picado.
Una vez seco, un picado al temple se puede pintar con pintura plástica, obteniendo el relieve del temple y las ventajas de la pintura plástica.

Los esmaltes, con un acabado brillante, semimate o satinado, ofrecen un revestimiento duradero e impermeable. Deben aplicarse con cuidado y en varias capas, empezando con un tapaporos en la madera, seguido de una capa base, para acabar con una o más capas finales. Asimismo, te convendrá mantener la habitación bien ventilada cuando utilices esmaltes, porque las sustancias que emanan pueden resultar muy fuertes y potencialmente peligrosas.

Esmalte graso

Se utiliza tanto para el interior como exterior, y tanto para paredes y techos como para muebles, puertas, ventanas, metales, etc. Ofrece resistencia al agua, pierde brillo si está expuesto al sol, es fácilmente lavable, buena resistencia al frote, secado lento, especialmente a bajas temperaturas, y buena extensibilidad.

Esmalte sintético

Este es el tipo de pintura que mejor conserva el brillo, incluso a la intemperie. El acabado es liso, con aspecto mate, satinado o brillante. Se utiliza mucho para proteger superficies de metal y de madera, tanto en el exterior como interior.

Aplicacion

Su aplicación es sencilla, deberás aplicarlo en brochazos verticales y paralelos, sosteniendo la brocha como si de una pluma se tratase. A continuación, aplica unos brochazos horizontales sobre los verticales, empezando desde arriba, para unir toda la pintura. Finalmente, pasa la brocha verticalmente sobre la pintura fresca y recárgala inmediatamente, uniendo los bordes húmedos para lograr un color uniforme.

La pintura acrílica es una clase de pintura que contiene un material plastificado, pintura de secado rápido, en la que los pigmentos están contenidos en una emulsión de un polímero acrílico.

Se aplica con brocha, rodillo y pistola sobre soportes de yeso, cemento, madera y acero, en interiores y en exteriores. La pintura acrílica tiene un alto contenido de agua y bajo contenido de disolvente, en consecuencia durante su aplicación y secado no requerirá demasiada ventilación. Aunque son solubles en agua, una vez secas son resistentes a la misma. Destaca especialmente por la rapidez del secado. Asimismo, al secar se modifica ligeramente el tono, más que en el óleo.

La pintura acrílica data de la primera mitad del siglo XX, y fue desarrollada paralelamente en Alemania y Estados Unidos.

Técnicas de pintura acrílica

  • Aguada: Es pintura acrílica diluida con agua, la cual da un acabado translúcido y poco consistente, con un efecto lavado.
    Se aplica una mano de pintura satinada del mismo color de la aguada, se deja secar. La aguada se prepara diluyendo en partes iguales pintura acrílica y agua. La aguada se aplica con una brocha ancha y de forma despareja.
  • Esponjado: se aplica la pintura acrílica con esponja, dando golpecitos suaves sobre la superficie. Esta técnica da un aspecto rugoso. La pintura acrílica para el esponjado debe estar un poco diluida. Para la aplicación, se moja la esponja en pintura y se escurre el exceso antes de aplicar.
  • Trapeado: esta técnica consiste en la aplicación de la pintura acrílica con una brocha bien cargada, para luego extenderla con un trapo arrugado.
  • Marmolado: esta técnica es una imitación del mármol, es difícil de realizar, pero el resultado lo vale. Se aplica pintura acrílica base de un color liso. Luego se pasa un trapo para esfumar la pintura. Con un pincel fino, se dibujan líneas irregulares como las vetas del mármol. Las líneas se difuminan con una brocha luego de pintadas.
  • Craquelado: es una técnica de agrietado desparejo. Se obtiene aplicando una mezcla de polvo de tiza con pintura acrílica.
  • Pátina: es la técnica que da un efecto de envejecido. Se aplica una capa de pintura acrílica negra o de un color oscuro. Luego se aplica con un pincel viejo o esponja, dando toquecitos, la pintura acrílica del color deseado, de modo que deje ver parte del fondo oscuro.

Consejos para su aplicación

  • Prepara la superficie a pintar, cuida que esté perfectamente limpia, seca y libre de todo rastro de polvo.
  • Remueve muy bien la pintura antes de utilizarla. No sacudas el frasco para hacerlo, solo lograrás formar burbujas. Utiliza una vara o un trozo de madera bien limpio. Recuerda remover cada tanto mientras la estás utilizando, ya que algunos colores se sedimentan.
  • No pintes si el día esta muy húmedo, lluvioso, muy frío o con excesivo calor. Lo mejor es una temperatura ambiente media, así el secado se hará en condiciones normales y la pintura no sufrirá alteraciones en su acabado final.
  • Deja secar muy bien entre cada aplicación.
  • Tapa los frascos apenas termines de usarlos, caso contrario la pintura puede secarse y endurecer en poco tiempo, volviéndose inservible.
  • Lava la ropa que se haya manchado con pintura acrílica en el momento. Las manchas secas resultan mucho más difíciles de quitar.
  • Cuando tengas que pintar sobre cinta de enmascarar, utiliza el acrílico de forma pura, si se encuentra diluido se corre el riesgo que se filtre por debajo de la misma.
  • Si deseas lograr veladuras con mayor transparencia, mezcla la pintura con una pequeña parte de barniz.
  • Cuando realices delineados, siempre ten cerca tuyo un pincel limpio y húmedo para realizar correcciones.
  • Limpia muy bien todos los utensilios cuando termines de usarlos. La pintura acrílica se quita con abundante agua.
Share:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies